Analítica

En comparación con las aguas naturales, un acuario contiene sólo una cantidad de agua muy pequeña. Esto tiene la desventaja de que todos los valores de agua pueden variar de un extremo a otro en muy poco tiempo. Para el cuidado de los acuarios con éxito, sin embargo es necesaria una gran medida de estabilidad y constancia. Por todo esto es importante un sistema de analítica química, con el que se puede diagnosticar el agua y aplicar la terapia mediante por ejemplo productos para el cuidado del agua y filtros.

Especialmente en la acuariofilia de agua de mar es imprescindible un control regular de los valores del agua más importantes. Sobre todo las concentraciones de los elementos principales calcio y magnesio se alteran constantemente en el acuario, ya que p. ej son consumidos por los corales y las algas o reducidos mediante precipitaciones. Muchos organismos reaccionan de forma muy sensible a este tipo de variaciones.